Atando Cabos – Boletín #12: No-code y paella

  • Autor de la entrada:
En este momento estás viendo Atando Cabos – Boletín #12: No-code y paella
Escena final de Casablanca de Michael Curtiz.

Tiempo estimado de lectura: 10 minutos.

Hola, ¿qué tal estáis? Espero que disfrutando del domingo o empezando a hacerlo.

Hoy cambio un poco el formato del boletín. Seguirá habiendo preguntas, curiosidades y tecnología aunque en el orden que ha salido según he ido escribiendo.

α 8 ideas clave del NoCodeFest 3.0

El fin de semana pasado se celebró la tercera edición del NoCodeFest.

Este año, sin la pandemia y sus réplicas disuasorias, fue presencial y en Valencia.

Muy buena elección de lugar, y comprensible, porque Sharingaway, organizadores de las ediciones previas y co-organizadores esta vez junto con Tiempo Relativo, son de esta ciudad.

En esta ocasión, el hilo conductor oficial del evento estuvo en torno a las oportunidades laborales del ecosistema no-code.

Si me tengo que quedar con una cosa, lo mejor del encuentro fue el ambiente distendido facilitado por los organizadores que incentivó el networking «a saco», compartir ideas y proyectos, reforzar la comunidad, y como diría mi amigo Humphrey, ser «el comienzo de una gran amistad».

El balance global habla por sí solo: participamos más de 100 personas, 15 referentes del sector y del mundo del emprendimiento nos contaron sus experiencias y se presentaron en torno a 10 proyectos a concurso.

Sin duda, una gran experiencia que repetiré.

Por el momento, comparto mis reflexiones a partir de una selección de las charlas.

Seguir leyendo ⟶

Ξ Valencia natural

Albufera Valenciana

Como comentaba, me parece un gran acierto que el NoCodeFest haya sido en Valencia.

Tenía ganas de pasarme por allí y ha sido la excusa perfecta para una mezcla de trabajo, cultura, playa, paella y Albufera.

Hoy no quiero hablar de lo típico, o quizá sí lo sea si eres de ahí. Hoy toca compartir las leyendas e historias que más me han llamado la atención de esta ciudad, fundada por soldados romanos licenciados tras las campañas contra Viriato.

⟶ Flores

Resulta que Valencia es conocida no solo por sus frutas y por su huerta sino también por sus flores.

El primer símbolo de la ciudad fue la cornucopia llena de flores y frutas representando su abundancia. Parece que el suelo húmedo crea un ecosistema perfecto para que crezca casi cualquier cosa.

Te preguntarás, o por lo menos yo lo hacía, ¿pero la sal y las plantas se llevan bien? Pues sí, al menos en Valencia. Las raíces de la vegetación forman un filtro perfecto para quedarse con la humedad dulce que necesitan para crecer.

Una prueba de esta exuberancia son los ficus centenarios que encuentras en parques y jardines valencianos. ¿Llevarán ahí toda su vida o se moverán en un paseo eterno como los Ents de mundos fantásticos de Tolkien que evocan?

Cornucopia de flores y frutas. Ficus centenario. Lonja de la Seda

⟶ Seda

De acuerdo, reconozco que visitar la Lonja de la Seda o de los Mercaderes no es nada original.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996, no te la pierdas si visitas la ciudad. ¡Es una maravilla!

Personalmente me parece uno de los edificios más elegantes que he visto, construido en el siglo XV en un estilo gótico valenciano esbelto y aéreo.

Me sorprendió que la seda hubiera sido una de las industrias más potentes de la ciudad como demuestra este lugar. Aquí se realizaban las transacciones comerciales del tejido hasta su declive a finales del siglo XIX como consecuencia de la epidemia pebrina que asoló las granjas de gusanos a lo largo del continente.

Tengo que reconocer que estaba receptiva a este tema porque hace poco estuve hablando con una buena amiga aficionada a criar gusanos de seda. Como hobby me resultó curioso, así que nos dio para un rato de conversación. Me comentó que es una actividad relajante. Tiene sus tiempos y sus ciclos que se desvían muy poco en un contexto fácilmente controlado. Es por ello, una manera alternativa de desacelerar el día a día.

⟶ Cañas y barro

Sí, también es turístico un paseo en barca por la Albufera, uno de los lagos naturales más grandes de Europa aunque diezmado en su superficie original.

Este lugar es diferente. Escenario de una de las novelas más conocidas de Blasco Ibáñez, mantiene la barraca que se utilizó para grabar la serie basada en dicha novela y que da título a este punto.

Cañas de la rivera y barro del fondo. Materiales de construcción humildes y recios, espejo de los habitantes de la albufera con las que construían sus moradas.

Tengo que reconocer, delatando mi edad :-), que una de las series que más me impactó de pequeña fue La Barraca, del mismo autor. Una historia de pobreza, caciques, desahucios, bullying y venganza. Cóctel actual que raramente acaba bien como así recuerda mi memoria.

Pero, volviendo a momentos más festivos. En la Albufera se inventó la paella, plato que es más cultura que alimento, con su propia entrada en el BOE para preservarla:

Resolución de 23 de abril de 2021, de la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte, por la que se incoa expediente para declarar bien de interés cultural inmaterial la paella valenciana, el arte de unir y compartir.

Aunque no voy a recomendar el arroz que comí, sino el vino blanco que lo acompañó: Pago de Tharsys, albariño con albar valenciano con un sabor salino sorprendente al final.

⟶ Murciélago o dragón

Image
Batman en la pantalla por peso y altura. Compartido por @AlexSelbyB

Termino con otro símbolo, el murciélago, resultado de un dragón “mal dibujado”, que forma parte del escudo de la ciudad desde la Edad Media y ha sido la imagen del Valencia Club de Fútbol en sus más de 100 años de existencia.

Parece que DC Comics lleva haciendo presión desde hace tiempo por plagio de la imagen de Batman que, “nacido” en 1939, es “algo” más jovencito que el club y que la ciudad. El culmen de la confrontación se alcanzó en el 2019 cuando la editorial denunció la nueva imagen del equipo presentada en su centenario. Por el momento se ha llegado a un acuerdo. El Valencia C.F. puede utilizar su icono, eso sí, ¡siempre que no lo utilice para promocionar a un superhéroe!

Ω Viajes infinitos

Me gusta Valencia pero toca volver a Madrid. Por ahora no puedo estar de viaje “infinito”. Me conformo con imaginarlo a través de los mundos, texturas e historias que han creado los participantes del concurso Viajes Infinitos 3D. Elige el tuyo, o los tuyos, y déjate llevar.

 

¡Hasta dentro de dos domingos!

♡ Y ya sabes, si te gusta, ¡comparte!

Comentarios